miércoles, 29 de febrero de 2012

Túnel eterno

Me muevo por un espacio cerrado, húmedo y oscuro. No sé exactamente dónde estoy, pero eso es lo que menos me importa en este momento. Intento encontrar la salida, pero esta especie de túnel es eterno, no veo el final. La oscuridad es absoluta, no me veo ni las palmas de las manos, ni por donde camino.
Tampoco oigo nada, como si hubiese perdido la capacidad de oír, como si no mereciera ser admitido en ese extraño mundo relacionado con los sonidos, como si no mereciera escuchar nunca más el sonido celestial de un piano, ni siquiera el de ese molesto pitido que solía escuchar cuando el silencio era casi absoluto.
Las fuerzas comienzan a abandonarme, no siento nada más que esa absurda sensación de ser un simple ente sin cuerpo que avanza por los eternos caminos del destino. Me desvanezco, pierdo consistencia, una fuerza que me oprime desde el más profundo fondo de mi ser me impide seguir caminando.
No sé a dónde me llevará todo esto, no sé que es lo que se espera de mí, no sé por qué me sucede todo esto.
Me siento morir, como si todo lo que he conocido durante mi vida no me fuera a servir de ahora en adelante.

¿Qué tipo de ser inconsistente se supone que debo ser a partir de ahora?



2 comentarios:

  1. Hola soy Pepín. Veo que te gusta el piano, este vídeo me encanta. Yo no conozco mucha música, pero he dado por casualidad con un pianista que me gusta bastante y tengo algunos discos de el, se llama George Winston, igual lo conoces. Si quieres te llevo algo de el. ¿Cómo estás?. Un beso mío y otro de María José !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh... No lo conozco, pero me gustaría escucharlo :)
      Estoy mejor, gracias. Aunque me sigue doliendo la garganta.
      Otro para vosotros, y para Ana ^^

      Eliminar

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.