viernes, 20 de julio de 2012

Que no es verdad

Ayer por la noche, mejor dicho hoy de madrugada, estuve navegando por Youtube y me tropecé con este video:



Un rato después de haber visto esto y haber escuchado cada palabra que salía de la boca de Ágata Grey, se me encendió una chispa en la cabeza, aunque más bien fue un fogonazo. Recordé que desde hace tiempo tenía en mente hablaros de una cosa, de algo muy importante para mí. Es algo serio, muy serio, así que preferiría que lo leyerais despacio, atendiendo bien a cada palabra.

Quiero hablaros de los sueños, pero no de esos sueños que tenemos cuando dormimos, ni cuando soñamos despiertos, ni siquiera me refiero a esas fantasías que tenemos en algún momento y que se evaporan con facilidad. Estoy hablando de esa idea que tenemos metida entre ceja y ceja desde que tenemos uso de la razón, estoy hablando de esos deseos sobre los que hemos ido cimentando nuestra vida, estoy hablando de nuestro futuro, de un futuro cada vez más cercano y destartalado.
Estoy hablando de un futuro en ruinas, de vuestro futuro.

Nos están quitando nuestro futuro, nos están quitando nuestros sueños, nos están quitando nuestra vida. Aunque supongo que esa idea ya está en vuestra cabeza desde que empezó todo esto de la crisis y los recortes, así que no hace falta que os hable de ello. 
En este momento prefiero no desviarme del asunto que me preocupa, de lo que quería hablaros hoy.

Todos tenemos más de un sueño que queremos cumplir: hacer la carrera que deseamos, tener el trabajo que queremos, formar una familia... Pero hay un sueño por el que lo daríamos todo, el sueño de nuestra infancia, el que creemos imposible. 
Ese es el sueño del que me interesa hablaros.
Cualquiera al que le habléis de ese sueño os llamará locos, os dirá que no merece la pena luchar por ello, que es una tontería pensar siquiera que puede ser posible. Pero yo no pienso así, nunca lo he hecho. Mi vida se ha cimentado con ese sueño, ese sueño me ha mantenido con vida, y haría cualquier cosa por cumplirlo, porque, al contrario de lo que os han enseñado, SÍ ES POSIBLE.



Porque, si vosotros no creéis en vuestros propios sueños,
¿quién va a hacerlo por vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.