jueves, 27 de septiembre de 2012

Amigos

A veces me da por escribir algunos recuerdos que se me vienen a la cabeza. Los escribo en hojas, los doblo y los guardo. Y luego, tal vez después de algún tiempo, los vuelvo a leer.
Ayer, escribiendo uno de estos recuerdos, me di cuenta de la importancia que han tenido ciertas personas en mi vida. Personas que yo no me había percatado que formaban parte indispensable de mi vida, de que sin ellas me sentiría perdida. Ayer, recordando, me di cuenta de que no hay que saber cada detalle de la vida de alguien para conocerle, y que no hace falta que exprese sus sentimientos para saber como se siente. Me he dado cuenta de que se puede querer a alguien sin necesidad de conversar durante mucho tiempo con él, que puedes considerarlo tu amigo incluso sin necesidad de abrirte a él. Me he dado cuenta de que los amigos son los que siempre han estado ahí, con los que has convivido, aunque no sepas mucho de ellos. Y me he dado cuenta de que, si pierdo a una sola persona de las que componen mi vida, me derrumbaría.
Gracias.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Aviones de papel

Ella restregó cariñosamente la nariz en su cuello, un poco por debajo de la oreja. Le gustaba su olor, aunque olía demasiado a AXE, pero en el fondo tenía algo dulce, un olor que la reconfortaba.
Él le acarició con dulzura el pelo, sonriendo. Le encantaba cuando le hacían eso, pero hasta entonces no había sido igual. Hasta ese momento nada había sido igual, aunque en realidad nunca lo había sido desde que ella apareció en su vida. La tenía ahí, entre sus brazos, feliz. Y lo único en lo que podía pensar es en que tenía el pelo más suave que jamás había acariciado. Nada más, no podía pensar ni en besarla ni en... bueno, otras cosas. Pero, ¿para qué mentir? En realidad se moría de ganas por besarla, acariciar su cuerpo y hacerle sentir mucho más, pero no en ese momento. Tenerla a su lado era suficiente, más que suficiente, era un sueño hecho realidad.
- ¿Vas a contestarme algún día? - preguntó, inquieto. Deseaba obtener por fin una respuesta.
Ella recordó inmediatamente el avión de papel, y se puso tensa. Ese avión iba a cambiarlo todo, o ya lo había hecho. Había puesto sus sentimientos patas arriba, más de lo ya que estaban desde que le conocía. Se vio a sí misma desdoblando los pliegues que componían las alas del avión, aunque le aterraba leer lo que había escrito en ellas. Él nunca escribía cartas, era algo que ella nunca le había visto hacer, y que le escribiera una a ella era más de lo que podía soportar. ¡Y en un avión de papel! Definitivamente, era demasiado. Cuando al fin se atrevió a empezar a leer, ya no pudo parar. La leyó y la releyó tantas veces que se aprendió cada palabra, cada espacio en blanco y cada mancha en el papel causada por la tinta del bolígrafo. No sabía cuantos papeles había arrugado antes de dar con la carta perfecta, ni cuantas veces habría desistido y se habría tirado sobre la cama, sintiéndose impotente por no saber expresar sus sentimientos. Y sólo con imaginarlo, a ella se le antojaba la imagen más adorable del planeta. Él, un chico que podía tener a cualquier otra que quisiera, teniendo ese detalle por ella. ¡Ella! Era demasiado.
- ¿Pequeña? ¿Sigues ahí? ¿O te han abducido los extraterrestres? - preguntó, intentado quitarle hierro al asunto.
Ese comentario le hizo volver al presente, un presente que iba a cambiarlo todo. Se giró hacia él para toparse con esa sonrisa que tanto le gustaba, levantó un poco la cabeza y le besó suavemente en los labios.
- Te quiero, ¿lo sabes?
Y volvió a besarle, con más intensidad que antes, feliz de estar entre sus brazos y de sentir lo que sentía.

Nunca digas nunca


Cambiar de país.
Cambiar de amigos.
Cambiar de vida.

Jacq afronta el verano más transcendental de su vida: recuperarse de una gran pérdida, acostumbrarse a una nueva familia, encontrar nuevas amistades y descubrir el amor. Pero, por si fuera poco, se verá también obligada a enfrentarse a un oscuro secreto del pasado que todos a su alrededor tratan de esconder.

El peligro y el amor están más próximos de lo que ella imagina...



La vida de Jacq da un giro trágico e imprevisto cuando pierde a sus padres y se ve obligada a trasladarse a un pueblo de la sierra de Madrid junto a sus tíos. Mientras trata de reponerse, tendrá que adaptarse a un país que le resulta ajeno y a un grupo de desconocidos, entre ellos, Samuel. Pronto se hará un hueco entre su pandilla e irá ganándose la confianza de todos, excepto la suya. Pero, ¿qué es lo que le ocurre a este chico? ¿Cuál es la razón de ese halo enigmático que lo envuelve? Jacq no puede evitar hacerse preguntas acerca del extraño que ahora duerme en la habitación de al lado y por el que empieza a sentir algo que se niega a reconocer. Las tardes en el bar, las risas en el lago y las fiestas nocturnas se convertirán en su día a día, pero tras todo ello se guarda un secreto que todos conocen y que nadie parece querer desvelar. Cada gesto es una señal; cada trozo de pasado, una pista a seguir... y a Jacq se le acaba el tiempo. ¿Será capaz de unir todas las piezas del misterio?

¿Será más fuerte ese fantasma que el amor que empieza a sentir?


Creo que no debo añadir nada más, la reseña lo deja todo claro, con la dosis perfecta de historia del libro y de misterio sobre lo que puede ocurrir. Según mi opinión, es un libro perfecto, con una forma perfecta, una cantidad perfecta de suspense y escrito de una forma muy clara y fácil de seguir. Los personajes son cristalinos, se intuye por dónde van los tiros de la historia, pero se guarda el misterio hasta las últimas páginas, y te deja sin aliento cuando acaba.
Es un libro realista, y sé que es raro que yo lea un libro así, con lo que me gusta la fantasía, pero los escritores debemos leer de todo para reinventarnos.Y no sé qué más puedo añadir, sólo que merece mucho la pena leerlo.

domingo, 23 de septiembre de 2012

La Llave del Tiempo

Hoy vengo a hablaros de mis libros favoritos, a los que adoro por encima de todos los demás. Se trata de la serie de La Llave del Tiempo, de Ana Alonso y Javier Pelegrín, la cual consta de 8 libros:


Se trata de una serie de libros de fantasía científica. Todo lo que ocurre en ellos, por muy fantástico que parezca, es gracias a la Ciencia, lo que los hace creíbles, aunque tal vez en un futuro lejano.

A lo largo de estos libros, se cuenta la historia de un grupo de chicos, que son, principalmente, Martín Lem, Alejandra Rojas, Casandra Bhishma, Selene Vian y Jacob Seferis, aunque a lo largo de los libros acaban uniéndose personajes como Deimos y Uriel.

La historia empieza aquí, en la Península Ibérica, en el año 2121, más exactamente en el conglomerado urbano conocido como Iberia Centro, que incluye ciudades como Madrid, Toledo y Alcalá de Henares. Tras un experimento escolar, Martín y Alejandra, que en su momento eran compañeros de instituto, se ven arrastrados hacia el comienzo de sus aventuras. Dédalo, una de las nueve coorporaciones que dominan el mundo, se ve interesado en los anticuerpos de Martín, los cuales pertenecen al grupo sanguíneo conocido como C y le hacen invulnerable ante cualquier enfermedad. De este grupo sanguíneo sólo se han encontrado otros tres casos, que coinciden con Jacob, Selene y Casandra. Una vez allí, descubren su procedencia al ser extraídos de ellos unos curiosos objetos que, ensamblados, forman lo que ellos llaman La Rosa de los Vientos, también conocida como La Llave del Tiempo. Una vez descubierto esto, huyen de la isla donde los tiene confinados Dédalo para seguir las instrucciones que les dicta la llave, y durante esa aventura descubren su verdadero origen, y también la razón de sus peculiares anticuerpos y capacidades cerebrales: provienen del futuro, de un futuro lejano situado en el siglo XXXI, y tienen la misión de descubrir los orígenes de una religión. A partir de entonces, Martín, Jacob, Selene y Casandra, acompañados de Alejandra, la cual no tiene ninguna capacidad especial, se ven arrastrados a un viaje que les hará llegar hasta los inicios del areteismo, pero también les hará cambiar el destino de la Humanidad.

Ésta es más o menos la historia que se narra en ellos, al menos un poco por encima, ya que sería imposible (y de mala idea) contárosla entera. Tampoco quiero deciros mucho más, porque si no os estropearía la historia, pero sí que quiero pediros que tratéis de leerlos, al menos hasta el tercero, y, si os enganchan, continuar hasta el último. No sólo merecen la pena por la historia, que a mí me parece la mejor que he leído, ni por su forma de entender el tiempo, que es increíble, o por muchas otras cosas.
Si no por su gran contenido filosófico, expresado en el personaje de Alejandra, que a mi parecer es el más importante de la historia aunque desde un principio no lo parezca.

Estos libros me han cambiado, han cambiado mi forma de ver las cosas, mi forma de entender el tiempo y mi fe en la Humanidad (que siempre ha sido muy escasa y ahora creo un poco más en ella).
La primera vez que los leí sólo me fijé en la historia, que me impactó mucho, pero la segunda ha sido distinto. Una vez que sabes lo que va a ocurrir, empiezas a fijarte en otras cosas, empiezas a atender a algunas cosas que la primera vez pueden pasarte desapercibidas, y puedes aprender de ellas.
Si queréis un consejo, atended a cada palabra de Alejandra, ella es el pilar fundamental de la historia, en ella está todo lo que los autores nos quieren enseñar, y no es poco precisamente.

Espero haber conseguido despertar vuestro interés en estos libros.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Viernes

Entro por la puerta de la biblioteca a las dos menos diez de la tarde, al igual que todos los viernes. Es la mejor hora para coger sitio, ya que todo el mundo se va a comer a estas horas. Me dirijo hacia el rincón donde guardan los libros sobre Mitología, exactamente igual que todos los viernes. De camino hacia allí paso por la sección de Astronomía, donde la misma chica de todos los viernes se pone de puntillas para alcanzar un libro de la estantería de arriba. Como todos los viernes, sonrío mientras admiro disimuladamente su perfecta figura. Es bajita, un poco más que yo, y eso que mi estatura no es nada del otro mundo. Tiene unas curvas perfectas, en una proporción perfecta: caderas un poco anchas, cintura no muy fina y pecho ni muy grande ni muy pequeño. Se echa sus perfectos rizos negros hacia atrás y los deja caer en cascada por detrás de sus hombros, justo hasta media espalda, dejando al descubierto un cuello perfecto, de apariencia frágil y piel tersa, del color del chocolate con leche. También me encanta como viste, me encanta lo perfecta que parece con esa ropa tan informal. Los vaqueros azules y desgastados le acentúan sus perfectas caderas, y la sudadera gris oscura, de aspecto viejo, deja intuir las perfectas curvas de su torso, a pesar de que le queda algo grande. Lleva unas zapatillas altas, de tela y de color rojo, perfectamente atadas en sus pequeños pies, lo que da un toque de color a su humilde vestuario.
Me doy cuenta de que la estoy mirando sin disimulo cuando ella me mira y me sonríe con timidez, haciéndome entender que sabe que la estoy observando desde hace rato. Nunca le había visto el rostro, pero es tan perfecto como ella. Tiene los ojos grandes, de color verde grisáceo, y unas pestañas totalmente negras que perfilan a la perfección sus preciosos ojos. Tiene la nariz achatada y un poco ancha, y los labios gruesos, tal y como deben ser los rasgos negroides que suelen acompañar a su achocolado tono de piel. La blancura de sus dientes perfectamente colocados resalta con su rostro ligeramente oscuro.
Le sonrío con timidez, bajo la vista y continúo mi camino hacia la sección de Mitología, deseando, como cada viernes, que algún día se dé cuenta de lo que siento por ella.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Buenas :D

Que eso, que buenos días :D

Ya habréis notado mi ausencia, pero no viene mal comunicarla. Hace mucho que no subo nada, pero no os preocupéis, no me he muerto (o eso creo D:).
Es que estoy un poco liada con un relato para un concurso (¡qué raro, yo en un concurso!) y esas cosas.

Si os aburrís mucho tenéis el archivo ahí a la izquierda y podéis releer lo que más os guste, o recordar mis inicios.
Si eso no os apetece, siempre podéis bajar un poco y ver los libros que recomiendo y leerlos, que los libros duran más que mis relatos.

Y eso, que ya está, volveré a partir del 16 ^^