miércoles, 26 de septiembre de 2012

Nunca digas nunca


Cambiar de país.
Cambiar de amigos.
Cambiar de vida.

Jacq afronta el verano más transcendental de su vida: recuperarse de una gran pérdida, acostumbrarse a una nueva familia, encontrar nuevas amistades y descubrir el amor. Pero, por si fuera poco, se verá también obligada a enfrentarse a un oscuro secreto del pasado que todos a su alrededor tratan de esconder.

El peligro y el amor están más próximos de lo que ella imagina...



La vida de Jacq da un giro trágico e imprevisto cuando pierde a sus padres y se ve obligada a trasladarse a un pueblo de la sierra de Madrid junto a sus tíos. Mientras trata de reponerse, tendrá que adaptarse a un país que le resulta ajeno y a un grupo de desconocidos, entre ellos, Samuel. Pronto se hará un hueco entre su pandilla e irá ganándose la confianza de todos, excepto la suya. Pero, ¿qué es lo que le ocurre a este chico? ¿Cuál es la razón de ese halo enigmático que lo envuelve? Jacq no puede evitar hacerse preguntas acerca del extraño que ahora duerme en la habitación de al lado y por el que empieza a sentir algo que se niega a reconocer. Las tardes en el bar, las risas en el lago y las fiestas nocturnas se convertirán en su día a día, pero tras todo ello se guarda un secreto que todos conocen y que nadie parece querer desvelar. Cada gesto es una señal; cada trozo de pasado, una pista a seguir... y a Jacq se le acaba el tiempo. ¿Será capaz de unir todas las piezas del misterio?

¿Será más fuerte ese fantasma que el amor que empieza a sentir?


Creo que no debo añadir nada más, la reseña lo deja todo claro, con la dosis perfecta de historia del libro y de misterio sobre lo que puede ocurrir. Según mi opinión, es un libro perfecto, con una forma perfecta, una cantidad perfecta de suspense y escrito de una forma muy clara y fácil de seguir. Los personajes son cristalinos, se intuye por dónde van los tiros de la historia, pero se guarda el misterio hasta las últimas páginas, y te deja sin aliento cuando acaba.
Es un libro realista, y sé que es raro que yo lea un libro así, con lo que me gusta la fantasía, pero los escritores debemos leer de todo para reinventarnos.Y no sé qué más puedo añadir, sólo que merece mucho la pena leerlo.

2 comentarios:

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.