martes, 9 de octubre de 2012

Los juegos del Hambre

Bien, bien, bien. Allá vamos:


Prefiero éstas portadas.

Como supongo que todos sabéis la historia, al menos de qué va aunque no los hayáis leído, voy a pasar de hacer reseña a dar mi opinión.

En mi opinión, Suzanne Collins ha sabido pintar perfectamente un mundo en ruinas, un pasado problemático, una historia genial y una crítica social perfecta.
Con esto quiero decir:

La gente que no está habituada a escribir puede leer la historia y gustarle, pero la gente que estamos habituados a escribir solemos ir un poco más allá, a cómo la han escrito, al derroche de imaginación que dicha historia nos ofrece.
Al trabajo que ha debido suponer escribirlo.
Los demás podéis idolatrar a los protagonistas, pero yo la idolatro a ella.

La historia que se narra es una típica distopía (o antiutopía), lo que quiere decir que es todo lo contrario a una utopía, una historia en la que lo ideal no existe, si no todo lo contrario. Las distopías suelen colocarse en un futuro más o menos cercano, un futuro en el que suele haber un abuso de poder por parte de un Gobierno o una sociedad superior, y en la que todo lo que pueda salir mal, saldrá mal.
Le paso la explicación del término a Wikipedia.
Cualquiera diría que una distopía es una visión pesimista del mundo, la pérdida de la fe en la Humanidad. Pero un pesimista (optimistas informados, como solemos llamarnos) diría que es una visión perfecta del futuro, de uno de los posibles futuros que tenemos a nuestro alcance.

Una vez he opinado de la autora y de la historia, voy a opinar sobre los libros en sí.

En el primero, la autora pinta perfectamente la sociedad desde el punto de vista de su protagonista, Katniss. Siempre opina desde un punto de vista un tanto ajeno, digamos que no es la típica revolucionaria, porque ¿de qué le va a servir enfrentarse al Gobierno si eso no la va a ayudar a llevar comida a la mesa? Pensadlo bien.

En el segundo su punto de vista comienza a cambiar, y con el de ella, el nuestro. Empieza a darse cuenta del peligro que corren todas las personas a las que quiere, del peligro que corre el mundo en sí, y la Katniss que lo narra empieza a tener problemas, problemas mentales sobre todo. Aún así, decide arriesgarlo todo a pesar de saber que, lo más probable, le espere la muerte.

En el tercero se vuelve totalmente loca, o "mentalmente desorientada". Me encanta como la autora es capaz de escribir el hilo de pensamiento de una persona con esos problemas y, aún así, narrar la mejor historia de los tres libros. También me gusta como describe la guerra, como describe el dolor y como lo describe todo, detalle a detalle. Como no se me ocurre qué más decir, destaco un diálogo:

"-¿Te preparas para otra guerra, Plutarch? - le pregunto.
- Oh, ahora no. Ahora estamos en ese dulce periodo en el que todos están de acuerdo en no repetir los recientes horrores. Sin embargo, esta coincidencia colectiva no suele durar. Somos seres inconstantes  y estúpidos con mala memoria y un don para la autodestrucción."

Creo que no tengo nada más que añadir.

2 comentarios:

  1. Hoy he leido el fragmento sacado de Sinsajo y no he podido no acordarme de ti.
    Estoy de acuerdo con tu opinion de como la autora ha conseguido describir detalladamente el dolor y la locura desde un primer plano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese tipo de escritores son los que realmente merecen la pena.

      Eliminar

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.