viernes, 22 de febrero de 2013

Animales racionales


La racionalidad es esa capacidad humana que permite pensar, evaluar y actuar mediante el uso de la razón. Se supone que esta característica es la que nos diferencia de los animales, pero la realidad que ven mis ojos hace que no pare de hacerme esta misma pregunta una y otra vez: ¿quiénes son los verdaderos animales aquí? ¡Dime!

¿No es maltrato animal? Tú pregúntale a un torero, que le parece normal matar a cambio de dinero: dirás que los animales no sufren, ¿verdad? Clávate una espada en la espalda y quizá entonces puedas hablar. Me alegro cuando veo una cornada en toda tu boca, y fusilaba a todo el mundo que apalease a una foca para luego ir a la moda, y ni loca te arrancarías tu piel para vestir ni aunque fueras masoca. Y esto va para la que lanzó cachorrillos al río: ¿serás capaz de hacer lo mismo de mayor, con tus críos? Hoy en día la violencia es diversión. Yo me haría un abrigo de zorra como tú, pero no de bisón. 
Merece la horca el cazador furtivo, no es por supervivencia, así que somos los seres más primitivos. Y se habla de evolución y cada día veo en las noticias la sangre fría del que no tiene corazón. En España torear es arte, pa' mí una tortura, vaya asco de país que lo consideran cultura. Basado en hechos reales, sólo porque existimos. ¿Animales racionales? Podéis llamarnos asesinos. 

Cuánto hijo de puta anda suelto, todo el que maltrata un animal merecería estar muerto. O lejos del mundo matándose unos a otros, los más peligrosos de este planeta somos nosotros.
Cuánto hijo de puta anda suelto, todo el que maltrata un animal merecería estar muerto. O lejos del mundo matándose unos a otros, los más peligrosos de este planeta somos nosotros.

¿Quieres un animal de compañía pa' pegarle? Tu complejo de inferioridad es más grande cada día, ellos nunca te lo harían, ¡cobarde! Si lo abandonas porque ya no es un cachorro mono como antes. ¡Argh! Me dáis asco y me da pena ver a tanto ser humano sin sangre en las venas. Pido más condena, el hombre entre jaulas y cadenas, a veces pienso que ojalá nosotros fuéramos su cena. Adiestrados, enjaulados, explotados en los circos, tan fácil de ver como ponerte Telecinco. Para ti entretenimiento y diversión, la tortura, el sufrimiento es morbo y el morbo vende en televisión. Cabezas disecadas son un trofeo en tu salón, pido la salvación pa' las ballenas de Japón. No merecemos perdón, nuestra extinción es mi deseo. ¿Animales racionales? Los humanos no lo creo. 

Cuánto hijo de puta anda suelto, todo el que maltrata un animal merecería estar muerto. O lejos del mundo matándose unos a otros, los más peligrosos de este planeta somos nosotros.
Cuánto hijo de puta anda suelto, todo el que maltrata un animal merecería estar muerto. O lejos del mundo matándose unos a otros, los más peligrosos de este planeta somos.

Estoy harto y manifiesto, sufro al ver un animal que es capaz de hacer todo esto por su propia voluntad. 

Multinacionales que testean sus productos con animales que no pueden defenderse y no es justo. Informaros bien de lo que compráis, porque la sangre vertida estará en vuestras manos si las apoyáis. Ejecuciones públicas si se escapan del matadero, no hay dardos tranquilizantes, es un gasto innecesario de dinero. Hago un llamamiento para que no pensemos que no somos capaces de hacer nada. Por ese motivo mismo escribo esta canción, quiero hacer reflexionar al animal más cabrón, al que tortura por mera diversión. El ser humano, reflexiona, si estás conmigo sólo alza la mano. 

Cuánto hijo de puta anda suelto, todo el que maltrata un animal merecería estar muerto. O lejos del mundo matándose unos a otros, los más peligrosos de este planeta somos nosotros.
Cuánto hijo de puta anda suelto, todo el que maltrata un animal merecería estar muerto. O lejos del mundo matándose unos a otros, los más peligrosos de este planeta somos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.