martes, 11 de junio de 2013

¡Eh! El otro día estabas preciosa
en mis sueños.
Pero te dejaste la sonrisa sobre mi almohada
y debía devolvértela.
No sé,
            creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.