viernes, 25 de octubre de 2013

Y así es como Alerta
se cargó a su musa,
utilizando una g de soga
y un verso de trampilla.
Y tiró de la palanca,
o la t, que es lo mismo.
Y bajó las escaleras
letra a letra
hasta el suelo.
Y caminó hasta el (punto) final,
o la salida,
para volver a empezar
un folio nuevo.
Pero cambiando de color
y de musa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.