jueves, 14 de agosto de 2014

Barcelona

Es difícil explicar lo que significa para mí esta palabra, las connotaciones que puede llevar un simple nombre, cuatro sílabas, nueve letras... Una ciudad.

Para mí, Barcelona quiere decir Marina, pero también Gaudí, arte e incluso vida. Quizá no podáis entenderlo, pero esta ciudad ha cambiado mi forma de percibir el mundo. No quiero decir que quiera vivir en ella, porque aborrezco las ciudades grandes, el humo, la contaminación y ese maldito invento endemoniado llamado "Metro".
Pero, contra todo pronóstico, me enamoré de ella.

Barcelona es un concepto, la existencia en sí misma. Puedes intentar perderte por ella para encontrar el cementerio de Sarriá, o buscar en cada rincón a algún artista callejero del que ojalá pudiera disfrutar cualquier gran compañía.

Barcelona es el arte en sí misma, un lugar donde encontrar esa inspiración perdida, o bucear entre la magia que desprende.

Barcelona es esa ciudad que todos necesitamos conocer para sentirnos completos, esa pequeña parte del mundo en la que, por un instante, todo parece posible.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.