domingo, 12 de abril de 2015

Wish you were here

Cerrar los ojos
y que se te infecte el alma,
y la mente se te llene de roncas aspiraciones,
grotescas espiraciones
y un sinfín de imágenes que amenazan con destruirte por dentro.

Y deshacerte,
quemarte
y arrancarte la vida a trozos
mientras en el exterior reina la calma
y el sol irradia luz.

Y amanecer al día siguiente
con los ojos secos
y una sonrisa en el rostro,
preparada para la nueva función.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina lo que quieras, acepto críticas y la mayor parte de las veces las llevo a la práctica.
Si no te gusta no sé qué haces por aquí, y menos qué haces comentando.
Gracias por leerme.